Cómo cuidar a un animal maltratado

Publicado el : 23/03/2018 14:43:43
Categorías : Noticias Rss feed

Decidir adoptar a un animal siempre ofrece una sensación de gran satisfacción al abrir tu casa a alguien desamparado, pero si además, nos encontramos con que nuestra mascota no únicamente ha pasado por la situación de encontrarse en una perrera o protectora, si no que su pasado ha estado marcado por maltratos, deberemos cargarnos de paciencia y amor para volverles a hacer coger confianza. ¡Os damos algunos consejos para que ambos os adaptéis lo mejor posible al otro y empecéis a quereros rápidamente!

1. Antes de adoptar, escoge bien y decide si puedes afrontar esa responsabilidad.

Muchas personas desean adoptar un animal para hacer una buena obra pero no tienen en cuenta lo que esta decisión les puede comportar a la larga y acaba siendo una adopción fallida o incluso, el animal vuelve a su situación de abandono. Un animal que ha sido maltratado presentará muchas veces dificultades que debemos comprometernos a afrontar. Si no podemos estar con él, dedicarle tiempo para su adaptación o ofrecerle un hogar tranquilo es mejor que otra familia pueda ayudarle y no hacerle pasar por otra situación incómoda para él.

2. Ofrécele los mejores cuidados.

Obviamente si deseas adoptar a un perro o gato, haya sido o no maltratado, es de entender que quieres darle lo mejor. Aliméntalo, llévalo al veterinario y un espacio seguro y suyo, él te lo agradecerá y poco a poco se abrirá a tí. Todos bajamos la guardia y nos abrimos a quién nos trata bien.

3. La empatía

En estos casos es primordial. Sobre todo, intenta saber qué tipo de maltrato o situación ha sufrido tu mascota. Eso te ayudará a ponerte en su lugar, a saber cómo tratarlo y a no reproducir los comportamientos que teme. ¿Cómo lo pasarías tú? A veces, debido al miedo o la sensación de intranquilidad, de no saber dónde están o cómo se les va a tratar muchos perros y gatos tienden a atacar, y otros a huir o mostrarse reservados. No es ningún problema contigo, es una reacción natural  de defensa.

Si es necesario, consultar a un educador o etólogo os ayudará a ambos.

4. La paciencia

El cambio de situación de una casa a otra, el desconocimiento de su entorno, puede hacer que el animal no acabe de adaptarse. No le agobiéis con enseñanzas, tirones a la hora de pasear, gritos, movimientos bruscos u otros adiestramientos. Evitad cualquier clase de comportamiento que pueda suscitarle estrés o miedo.

5. Dale seguridad y amor.

Como a todos, a ellos también les gusta que se les refuerce en positivo, se les diga cómo hacen bien las cosas y se les felicite, que al principio, cuando estén ansiosos a la hora de pasear, se haga por zonas tranquilas, donde poder conectar con nosotros y desconectar de lo que temen. 

Share

Acepto

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que se instalarán durante tu navegación con la finalidad de prestarte correctamente los servicios y mejorarlos, así como realizar estadísticas del uso. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su instalación. Además, te informamos de la posibilidad de modificar la configuración de tu explorador para evitar dicha instalación. Más información en nuestra Política de cookies.