Gatos con inmunodeficiencia felina, también merecen un hogar

Publicado el : 19/12/2018 08:00:00
Categorías : Noticias Rss feed , Nuestros Animales Rss feed

INMUNODEFICIENCIA FELINA ¿Qué es?, ¿Cómo se trata?, ¿Qué efectos tiene? Intentaremos resolver algunas de las dudas más frecuentes sobre este virus que afecta a nuestros mininos.

¿Qué es la inmunodeficiencia felina (FIV)? Como su nombre indica se trata de una inmunodeficiencia, es decir, una menor capacidad de defensa ante una enfermedad o una nueva infección. El FIV está producido por un virus contra el que desgraciadamente no existe vacuna. ¿Cómo se transmite? La mayoría de infecciones se producen por mordeduras (sobre todo debido a peleas) de un gato infectado a otro. No se contagia por saliva ni por contacto simple entre animales[L1] , existen algunos casos de transmisión entre madres a sus cachorros durante el parto pero no es lo más habitual. Debido a que la transmisión se produce por peleas es más habitual que encontremos gatos FIV positivos en animales callejeros y sobretodos machos debido a sus peleas por defender el territorio. ¿Puede transmitirse a las personas? Rotundamente NO: aunque el nombre sea igual y cause la misma enfermedad que el SIDA humano, el FIV es específico de la especie felina y solo les afecta a ellos.

¿Cuáles son sus síntomas? Los gatitos afectados pueden estar sanos durante años. La mayoría de sus síntomas no están causados por el FIV en sí, sino debido a la consecuencia de estar inmunodeprimidos. La misma bacteria, hongo o parásito que afecta a un gatito sin inmunodeficiencia que pasaría desapercibido, en un gato con FIV es más grave. Estas son las llamadas infecciones secundarias, ya que no son el problema principal de nuestro minino sino que el virus les provoca que no tengan defensas para combatir contra ellas. Estas infecciones secundarias, son las causantes de la mayoría de los signos asociados al FIV así como: • Fiebre. • Disminución de peso. • Gingivitis. • Estomatitis. • Infecciones crónicas en piel • Problemas renales. • Etc. ¿Cómo obtengo un diagnóstico? Es muy sencillo, con un poquito de sangre de nuestros pequeños y un test específico para ello, en 10 minutos tenemos el resultado y podemos confirmar o descartar la enfermedad. ¿Existe tratamiento para el FIV? No existe ninguna cura ni vacuna para este virus. Los signos que observemos como la fiebre, problemas de piel, etc. serán los que trataremos. ¿Qué hacer si nuestro gato es FIV positivo? Lo más importante es protegerlo de posibles infecciones secundarias eso podemos conseguirlo evitando que nuestro minino tenga contacto con gatos callejeros o bien animales que no conocemos. Pero si tenemos a nuestro minino en casa no debemos tratarlo como a un gato diferente, seguirá jugando y corriendo arriba y abajo, solo debemos tener un poquito más de atención a cualquier signo que nos haga sospechar de que algo le ocurre. ¿Pueden convivir un gato positivo y otro no? ¡Por supuesto que SÍ! Como hemos dicho antes, el virus se transmite mediante mordiscos así que si nuestros gatos se llevan bien entre sí, no hay ningún problema en que convivan. ¿Cuál es su esperanza de vida? No se puede predecir al igual que en un gato sano. Hay mininos positivos que no desarrollan ningún problema durante años y otros casos que por desgracia, por estar en contacto con otros animales o más expuestos desarrollan alguna infección secundaria que limita su esperanza de vida, por eso es muy difícil poder predecir su esperanza de vida. En resumen, debemos darles una oportunidad a los mininos inmunodeprimidos ya que aunque suene a un problema terrible, si tenemos un poquito de ojo con ellos, podemos darles una gran vida a estos pequeños y ellos darnos grandes dosis de amor.

Animales relacionados

Share

Acepto

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que se instalarán durante tu navegación con la finalidad de prestarte correctamente los servicios y mejorarlos, así como realizar estadísticas del uso. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su instalación. Además, te informamos de la posibilidad de modificar la configuración de tu explorador para evitar dicha instalación. Más información en nuestra Política de cookies.